Saltar al contenido

Chimeneas eléctricas

Las chimeneas eléctricas son una bonita pieza de decoración y calor en nuestras casas y pueden considerarse una buena alternativa a las chimeneas de bioetanol.

Chimeneas eléctricas de bajo consumo bonitas

Estas chimeneas son muy decorativas a la vez que tienen un gran potencial calorífico y constituyen un muy buen sistema de calefacción de la estancia o estancias por las que distribuya el calor.

Las mejores ofertas en chimeneas eléctricas del 2020

Acierta con las chimeneas eléctricas más vendidas

Las chimeneas eléctricas tienen la apariencia de una chimenea de leña tradicional, pero a diferencia de esta la leña es falsa, así como las llamas, que son simplemente mera animación del sistema de iluminación, consiguiendo un fuego de chimenea muy realista. 

Con las chimeneas eléctricas tu vivienda siempre gozará de un ambiente cálido y acogedor. Además, no tendrás que preocuparte por si el fuego se ha apagado o que los más peques de la casa se acerquen mucho, como ocurría con los sistemas de chimeneas más convencionales, puesto que aquí las llamas y las brasas son una simple simulación, y realmente el sistema de calefacción se esconde detrás de todo un entramado eléctrico. 

El sistema de calentamiento de las chimeneas eléctricas cuenta con una potencia que caliente unas resistencias eléctricas que se encargan de generar calor y que disponen a su vez de un sistema de ventilación que distribuye el aire caliente por la sala. 

Ventajas de las chimeneas eléctricas

  • Son mucho más ecológicas que el resto de las chimeneas, puesto que están enchufadas a la luz y no emiten gases nocivos para la atmósfera ni el medioambiente.
  • Son muy sencillas de instalar, pues no hace falta abertura al exterior para la expulsión de los gases, sino que solamente es necesaria una toma eléctrica para que pueda ponerse en funcionamiento. 
  • El calor y la temperatura pueden regularse mediante un termostato, o mando a distancia. Además, no hay riesgo de incendio ni de explosión, pues, como ya se ha comentado, las brasas y el fuego no son reales, sino que son una imitación de los sistemas tradicionales de chimeneas a partir de luces LED. 
  • Hay gran variedad de diseños disponibles en el mercado entre los que se puede elegir. Estos diseños se adaptan a todas las líneas decorativas y presupuestos, pues se pueden encontrar desde diseños más clásicos y sencillos hasta diseños realmente modernos y suntuosos.
  • Como no genera cenizas ni ningún otro tipo de residuos es mucho más fácil de mantener y de limpiar. 

Mantenimiento de las chimeneas eléctricas

Por lo que respecta al mantenimiento de las chimeneas eléctricas, este es muy sencillo, rápido y cómodo. Tan solo tendrás que limpiar el cristal de tu chimenea eléctrica, en caso de que disponga de uno, y limpiar el polvo que pueda haberse acumulado dentro, para que su interior esté limpio y el sistema funcione al máximo rendimiento. 

Tipos de chimeneas eléctricas 

Hay varios tipos de chimeneas eléctricas en el mercado entre los cuales podrás elegir según el que mejor se adapte a tus necesidades: 

  • Chimenea eléctrica de pared: es el tipo de chimenea eléctrica ideal si no quieres hacer obras en casa. Cuentan con un soporte que se engancha fácilmente a la pared, como si de una televisión de pantalla plasma se tratara. Además, incluye los soportes y el manual de instalación, por lo que es realmente sencillo colocarlas en la pared. Por otra parte, la mayoría de estos modelos de chimeneas eléctricas cuentan con un mando a distancia mediante el cual podrás no solo controlar la temperatura, sino también la intensidad y el brillo de las llamas. 
  • Chimenea eléctrica empotrable: estas constituyen la mejor opción si lo que quieres es que la chimenea forme parte de la vivienda y se integre completamente en esta. Habrá que realizar una obra para el hueco en el que instalar la chimenea, cosa que puede hacer de su instalación un proceso algo más tedioso y pesado que en el caso anterior. No obstante, si te has comprado una casa nueva y esta ya dispone del hueco de la chimenea, pueden ser una muy buena opción. 
  • Chimenea eléctrica de suelo: este tipo de chimeneas eléctricas pueden transportarse hasta la habitación o estancia que desees, por lo que cuentan con una gran flexibilidad y versatilidad en su uso. Lo único que hará falta para encenderlas es una toma de corriente eléctrica, y una vez pasado el inverno pueden guardarse como si fueran una estufa. Del mismo modo que las chimeneas eléctricas de pared, estas también cuentan con un mando a distancias para regular la temperatura, así como el brillo y la intensidad. 

¿Por qué comprarse una chimenea eléctrica?

La chimenea eléctrica constituye la opción ideal para una casa familiar con niños pequeños, pues podrás disfrutar de toda la calidez y el poder calorífico de las chimeneas más tradicionales, así como de su diseño y apariencia, pero priorizando sobre la seguridad de tu familia, ya que no hay peligro de incendio ni de que se acerquen mucho a las llamas. Además, no generan residuos combustibles de ningún tipo y su mantenimiento es muy rápido y sencillo. 

¿No te convencen las estufas eléctricas? Echa un vistazo a los otros tipos